Lectura: Hebreos 11:1

“Es, pues, la fe…” v.1

Fe es tener la CERTEZA que existe un Dios que ya dejó de ser ese Niñito Jesús. Que por amor fue a esa cruz en donde clavó nuestras faltas, padeció lo que nos correspondía, murió por nosotros y RESUCITÓ”, YA NO ESTÁ MÁS EN ESA CRUZ. °…ÉL VENCIÓ”! Estamos convencidos de esto a pesar de que no lo vimos. Esta convicción es fe y no la tendríamos si …Él mismo no habitara en nuestros corazones. …Él obra a través de nosotros, mostrando Su amor y compasión, haciendo que nos preocupemos, intercedamos y oremos por otras personas.

…Él vino a hacerlo por nosotros y ahora habita en nosotros para que lo hagamos por otros. Sin …Él no podríamos hacer nada. Esto es Fe y Obras. En cuanto a Obras y Fe es como en siglos anteriores cuando la gente pagaba por asegurar su lugar en el cielo. Haces obras para los demás pero con una intención egoísta. Como quien dice: ¡Señor mírame qué bueno o buena soy! Espero que tengas una gran recompensa para mí en el cielo, o mejor aún recompensarme aquí en la tierra con esto o aquello Señor!.

Sabemos que hay un Dios allá arriba, pero lo usamos para que cumpla nuestros deseos. Eso es hacer obras con motivaciones incorrectas. Eso es como pagar por un servicio. El orden correcto es FE Y OBRAS. Saber que existe un Dios, invitarlo, alojarlo en nuestro corazón y con …Él morando en nosotros a través de Su Espíritu podremos obrar para los demás. Igualmente, otras personas obrarán, orarán e intercederán por nosotros que también lo necesitamos.

Nery De Las Casas Berreteaga, Estados Unidos

Aloja a Jesús en tu corazón y déjalo actuar