58 años predicando el Evangelio al pueblo de Honduras.

Los Misioneros son y debe ser personas de un sólido temple espiritual a las que Dios elige como sus embajadores excepcionales porque El sabe que toman de manera precisa el mandato de nuestro Señor Jesucristo registrado en Marcos 16:15: “Id por todo el mundo; predicad el evangelio a toda criatura.”

 

Para muchos de estos hermanos no es ni ha sido fácil asumir un cometido como este. Sin embargo, la profunda fe en el Mensaje de vida de nuestro Señor Jesucristo les permite tomar el reto de ayudar al prójimo y evangelizar a la gente.

Con esta convicción y la plena confianza en la provisión del Dios de los Cielos, abandonan la familia, amistades y, sobre todo, las comodidades de su hogar para, en principio, aprender una nueva lengua, costumbres diferentes y desarrollar habilidades singulares que les ayuden a bien cumplir con su ministerio.

Si bien el Misionero entiende lo importante de su labor en el país al que es asignado, hasta que está en su destino es que comprueba la enorme tarea que le tocará realizar. Mas, sabiendo que “A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos”, no escatiman esfuerzo alguno para cumplir su cometido.

Siguiendo esta línea de pensamiento y sin menospreciar a otras denominaciones, por más de 50 años las Iglesias Bautistas Conservadoras de Estados Unidos han enviado y sostenido en Honduras cantidades significativas de hermanos misioneros que han cumplido a cabalidad su cometido de llevar el Evangelio de Salvación a todos los rincones del país y algo más.

Al par del esfuerzo espiritual que conlleva fundar iglesias y formar un sólido liderazgo nacional, los misioneros se han involucrado en tareas educativas, de salud y proyección social, demostrando con ello que el cristianismo es, además de una forja espiritual, una forma de vida y amor por los demás.

Ese antecedente se ve hoy compensado  con el crecimiento espectacular del cristianismo evangélico en Honduras.

Si bien esta expansión es producto del quehacer humano misionero, no debemos olvidar que todo es resultado del Plan de Dios y sus Bendiciones para sus hijos y que quienes lo realizan, sin duda comisionados privilegiados, lo han hecho con absoluto apego a los requerimientos divinos.

El relato que estamos por iniciar, además de testimoniar el puntual esfuerzo Misionero Bautista Conservador, confirma el cumplimiento del propósito del Padre Celestial para esta Nación centroamericana cuando, al enviar poderosos emisarios de la fe cristiana a Honduras, pone en su mente y corazón crear una emisora de radio para llevar el mensaje redentor a todos sus habitantes y, por qué no, a otros confines del mundo.

Nos referimos a la fundación, hace 50 años, de HRVC, la Voz Evangélica de Honduras.  Este acontecimiento de modesto inicio, además de un indubitable testimonio de los propósitos de Dios para la Nación hondureña, ha marcado la vida de su población y la historia del país.

En primer lugar porque, casi sin recursos y sin contar con una fuente “segura” de ingresos, a lo largo de los 50 años precedentes de manera milagrosa SIEMPRE, léase bien, SIEMPRE Dios ha proveído y sigue suministrando suficiente para cubrir todas las necesidades financieras de este medio de comunicación.

Asimismo, siguiendo la pauta misionera de sus fundadores y gracias a su condición de medio de comunicación de masas, de manera inmediata y simultánea llega a la vida de un sinnúmero de hondureños para rescatarlos del oscurantismo espiritual y enseñarles a vivir y disfrutar la vida plena y abundante que encierra el Evangelio de Cristo, por lo cual se gana el honroso título de Misionera del Aire.

Por otra parte, marca la historia del país porque, al menos en Honduras y en razón de los extraordinarios resultados, este tipo de medio de comunicación se ha multiplicado de manera tal que hoy, casi en cualquier ciudad hondureña, existe una emisora radial dedicada a la divulgación del Evangelio que cambia vidas y, en una sociedad radicalizada y materializada, este hecho es de enorme trascendencia porque promueve un estilo de vida basado en el amor fraterno, la reconciliación y los valores inmutables entre los seres humanos.

 

INICIO DE LA HISTORIA

Todo comienza cuando, en 1956, en la Escuela de Idiomas que funcionaba en San José, Costa Rica, los hermanos misioneros bautistas, Oliver Perry y Howard Erickson, en tanto estudian español para emprender su trabajo misionero en América, reciben de Dios la visión de impulsar la creación de un ministerio radial en Honduras y le proponen la idea al hermano David Jones para que, una vez radicado en el país, hiciera todo lo posible para impulsar dicho proyecto.

Asentado en Honduras a finales de 1957, el hno. David, motivado ante la idea, por espacio de tres años se dedicó, además de orar, (“para tener la certeza que la idea era de Dios y no de los hombres”), adquirir alguna capacitación y orientaciones para llevar a cabo esta tarea. El Ingeniero Roberto Remington, Director del Ministerio Radial Internacional “Cadena Cultural Panamericana”, le orientó durante un año sobre la producción de programas evangélicos, administración y puntuales aspectos técnico-electrónicos necesarios para dirigir una empresa de este género.

No obstante lo anterior, para enfrentar de manera adecuada el proyecto propuesto, además del adiestramiento con el Ingeniero Remington, por dos meses tomó un cursillo en materia de radiodifusión en la Universidad de Stanford, California, Estados Unidos.

Con los conocimientos adquiridos y aprovechando la coyuntura de su origen  norteamericano, durante 6 meses del año 1959 se dio a la tarea de levantar aportes económicos en su país de origen para financiar este proyecto. La generosidad, siempre oportuna, de los hermanos bautistas evangélicos conservadores de la Unión Americana no se hizo esperar.

Así y luego de convencer y obtener el apoyo de los miembros de la Asociación de Iglesias Bautistas Conservadoras, hoy Misión a las Américas, cuyos miembros completaron un sólido respaldo financiero para este proyecto y conformaron una Junta Directiva responsable de su dirección y administración generales, se hizo la gestión de la licencia correspondiente ante el Departamento de Comunicaciones Eléctricas, entidad gubernamental de Honduras que por ese tiempo se encargaba de autorizar y supervisar las emisoras radiales en el país.

 

LAS SIGLAS

Es importante destacar que al momento de iniciarse el trámite de la licencia, el o los interesados podían sugerir parte de las siglas que, una vez otorgada la autorización, se convertía en el “indicativo” técnico o identidad de la emisora radial. De esta manera sus gestores, buscando asegurar la identificación y misión en todos los detalles y en todo tiempo de este medio de comunicación, solicitaron que al indicativo oficial que llevan todas las emisoras radiales en Honduras, esto es: “HR”, se le agregara “VC”, dándole como significado: Voz  de Cristo.

(Años más tarde se organizó un concurso para saber cómo las y los hermanos percibían y perciben esas siglas y el resultado fue que HRVC significa para el pueblo cristiano: Hoy Redime Vidas Cristo).

Confiando plenamente en los planes de Dios, de manera colateral a la gestión de la licencia de operación, se comenzó a seleccionar y comprar los equipos electrónicos necesarios para iniciar esta empresa de comunicación cristiana.

Otorgada la licencia de operación, con la identidad de la emisora bien establecida y las facilidades electrónicas instaladas, el 8 de diciembre de 1960 surca por primera vez las ondas etéreas, HRVC, la Voz Evangélica de Honduras, en la frecuencia de 1380 KH de Amplitud Modulada.

PRIMERA TRANSMISION

Como tenía que ser tratándose de un medio radial para esparcir la palabra de Dios, la emisión inaugural debía tener, como en efecto así fue, un programa de agradecimiento especial y poderosa glorificación al Rey de la Creación que entregaba al grupo de misioneros un medio de comunicación importante para la evangelización de un pueblo necesitado.

Haciendo remembranza de ese especial momento inaugural, el hno. David lo relata en la siguiente forma:

Fue una noche oscura, con mucha neblina, lloviznando, con vientos fríos, cuando entramos al aire con nuestro himno emblema, “Castillo Fuerte Es Nuestro Dios”.

Varios hermanos pastores estuvieron con nosotros en el estudio, entre ellos don Enrique Peñalba, de la Iglesia de Santidad; don Mariano Gonzales, de la Iglesia El Tabernáculo; don José María Ramos, de la Iglesia Central. 

Los hermanos compartieron algunas palabras de regocijo, alabanza a Dios por habernos llevado a este punto y resaltaron el desafío que esta emisora significaba para los hermanos oyentes; por ello se pidió que oraran y ofrendaran para que esta nueva emisora se desarrollase y creciera en potencia, en auditorio y en programación.  La transmisión solo duró una hora y luego colocamos otro himno y un hermano cerró el pequeño culto de inauguración con una oración.”

Si bien los comentarios en apariencia sobran, interpretando ese momento inicial, destacan dos aspectos:

Primero, que aquella “noche oscura, con mucha neblina, lloviznando, con vientos fríos…” como lo refirió el Hno. David, a nuestro entender fue la reacción de todo el averno al comienzo del fin de su gobierno. Sin duda, y los años transcurridos nos dan la razón, en aquel momento comenzaba a iluminarse el firmamento oscuro de la maldad en Honduras con el Esplendor de la Palabra de Dios.

Y en segundo lugar, que las oraciones de aquellos hombres de Dios en la noche de inauguración de La Voz Evangélica fueron articuladas con tanto fervor que en los 50 años siguientes, nunca ha faltado la provisión de Dios para mantener funcionando este medio de comunicación.

EL FUNDADOR Y SU COLABORADORES

Cuando se tiene clara la responsabilidad que significa emprender una empresa como la que Dios colocó en el corazón y las manos de los pioneros de HRVC, las tareas iniciales muchas veces vienen a ser ir inusuales.

El hno. David nos expresa como llegaron los primeros colaboradores:

“Al principio tuvimos al joven Manuel Dávila de El Tabernáculo como locutor y operador, con el suscrito como Administrador, Jefe de Programas y Custodio.  Después de 2 o 3 semanas conseguimos los servicios de Andrés Fabes Roth, que aparecía por un tiempo en un programa cómico en HRN, (importante emisora secular hondureña), denominado  (“El Gordo Fiú – Fiú) pero deseaba servir al Señor en una radio cristiana; también el veterano locutor, con experiencia en HRN, Jorge Valladares Soto.  Este personal trabajó casi hasta el traslado de los estudios a Comayagüela en 1965. 

Otros hermanos que nos ayudaron fueron Salustio Aguilar, Daniel Medina, Oscar Ramos, Julio César Pavón, Osmín Núñez (técnico), Rvdo. Tereso Ramos, y al fin después de 5 años, Felipe Aguilar a quien, algunos años después, Dios lo colocó como Gerente de la emisora.”  

Además, “Tuvimos la colaboración de por lo menos 7 pastores, incluyendo Enrique Peñalba, Mariano Gonzales, José María Ramos, Inocente Maldonado Jiménez, Oscar Ramos, Luís Sepúlveda y un pastor de la Iglesia de Dios cuyo nombre no recuerdo.”

PRIMERAS INSTALACIONES

Por regla general, toda grande obra tiene un inicio modesto y, en este sentido, HRVC no fue la excepción.

Las primeras instalaciones, oficinas, estudios y transmisor, se ubicaron en la comunidad de El Hatillo, al norte de la ciudad de Tegucigalpa, una zona elevada de clima templado la mayor parte del año, la cual por esa época era un sector poco poblado y, en ese momento, un lugar periférico muy distante de la ciudad capital.

La siguiente es la descripción del hno. David: “Tuvimos que renovar la casita donde íbamos a instalar el transmisor, la cabina de controles, el estudio, la discoteca y cintoteca (muebles especiales para discos y cintas magnetofónicas), y la oficina.  El área total después de la renovación fue de 800 pies cuadrados. 

En el área de controles había dos tocadiscos, (torna mesas en lenguaje radial), un micrófono principal para el  operador/locutor, 3 grabadoras de cinta magnetofónica instaladas a la mano derecha del operador, y un radio receptor al lado izquierdo con conexión al gabinete de control.  También había una sala de estudio grande separada de la cabina de control por una ventana de doble vidrio para programas en los que participaban más de dos personas.

Si bien el transmisor era moderno para la época, la antena era de lo más elemental.  Consistía de un alambre de cobre extendido entre dos pinos, algunos 40-50 pies de altura, sostenido por un sistemas de poleas y pesos para mantenerlo nivelado cuando soplaba el viento.  ¡Gracias a Dios que durante los 5 años en ese sitio no falló ni una vez nuestra antena primitiva!”

 

 

HORARIOS DE TRANSMISION Y PROGRAMACION

Hoy, cuando la transmisión de la Voz Evangélica de Honduras  es extensa y cubre de manera precisa las necesidades del pueblo de Dios en todo el país, durante 24 horas continuas, los 365 días del año, es difícil imaginar que la Decana de las emisoras radiales cristianas hondureñas, haya tenido un inicio y una modesta programación, en un horario reducido y con una cobertura solo para la ciudad de Tegucigalpa.

Para puntualizar este extremo baste decir que en los primeros días la jornada de transmisión constaba de 4 horas diarias: de 5 de la tarde a 9 de la noche.  Fue dos meses después que a dicho período se le agregaron dos horas, en horario matutino, esto es: de 6 a 8 de la mañana.

La programación constaba, según nos refirió el hno. David, de: Música sagrada (himnos, cantados e instrumentales, coros, piano, órgano, etc.); Lecturas y Mensajes Devocionales (Hora Pastoral, La Biblia Abierta, programas de HCJB, La Voz de los Andes); Música Clásica, Programas de Complacencias y Saludos de himnos y cánticos evangélicos, solicitados en la correspondencia que se recibía de los oyentes y Noticias retransmitidas de la Voz de América.

COBERTURA DE LOS PRIMEROS AÑOS E INICIO DE OPERACIONES CON LA ONDA CORTA

Por seis o siete años la programación de HRVC se escuchó únicamente en la ciudad de Tegucigalpa y sus alrededores, por medio de un transmisor de Amplitud Modulada de 1000 watts de potencia.

 

Para poder llegar a la población de todo el país, se requería una millonaria inversión en estaciones repetidoras, (como en la actualidad trasmite HRVC), que en ese momento los responsables de la emisora, (la Misión Bautista, el hno. David y sus cercanos colaboradores), no podían gestionar y mucho menos cubrir.

Sin embargo, ante este y otro tipo de situaciones Dios siempre es “muy creativo”. Además de posibilitar la adquisición de un terreno, Los Guayacanes, para ubicar todo el sistema de transmisión, coloca en el corazón y mente de sus gestores la opción de la transmisión en Onda Corta, sistema de amplia cobertura y costo operativo moderado que la radiodifusión secular hondureña para ese tiempo ya había abandonado.

Con la invaluable ayuda del hno. Manuel Flores, por ese entonces Director de Radio en el Departamento de Comunicaciones Eléctricas, se hace la gestión de la frecuencia de Onda Corta ante la Unión Internacional de Telecomunicaciones, (ITU por sus siglas en ingles), obteniendo la licencia para operar dicha frecuencia a finales de 1965.

Es importante resaltar que, en tanto se resolvía la solicitud de la Licencia ante la ITU, en el cerro Los Guayacanes se comienzan a construir las instalaciones para ubicar la casa de transmisores, torre de antena de AM y la recién solicitada Onda Corta.

Así, una vez emitida y entregada la licencia, a inicios de 1966 se comenzó a transmitir el Mensaje de Salvación a toda Honduras y el mundo en los 4820 Khz., Banda Internacional de 60 Mts.

Con la señal en todo el país y buena parte del mundo, comienzan a llegar reportes de muchas ciudades del interior y exterior de Honduras. El hno. David lo reseña así:

“Una vez iniciadas las transmisiones en Onda Corta, comenzamos a recibir tarjetas QSL (reportes de sintonía) de muchas partes de América Latina, de Europa y el Medio Oriente.  Pero lo más bonito fueron los reportes que llegaban de lugares lejanos en Honduras que nunca antes habían podido recibir nuestra señal.”

 

Es probable que para algunas personas que leen este relato, sino la mayoría, les resulte difícil entender la emoción del hno. David frente a este acontecimiento ya que hoy se vive en un entorno que tiene todo un menú extenso de tecnología comunicacional que por aquellos días no existía.

Solo para ilustrar tales limitaciones, por esa época las dificultades de comunicación en el orden personal, eran tan dramáticamente difíciles que solo existían  las siguientes opciones: Escritos breves (5 palabras) por telegrama, (mensaje corto que transmitía personal especializado en clave Morse entre estaciones de telégrafo enlazadas por interminables líneas de cobre); desde una central telefónica a otra y cuyos aparatos, a través de los cuales había que literalmente gritar, también estaban enlazados vía alambre de cobre y, finalmente, aunque un poco más lento, por correo de superficie, es decir, mediante carta manuscrita que tardaba en llegar a su destino entre una y dos semanas, dependiendo de la distancia entre el emisor y destinatario.

Ese contexto nos permite entender de manera precisa el entusiasmo de los hermanos misioneros ante los reportes de los y las oyentes del interior del país.

Abundando sobre los primeros efectos de la transmisión por Onda Corta, el hno. Paul Hutton, quien fuera Ingeniero Técnico y Gerente en los años posteriores a la gestión del hno. David, nos comparte su apreciación sobre la enorme sintonía  e impacto de la Voz Evangélica en el interior de Honduras: “En las mañanas en particular la escuchaban por todas partes.  Una vez yo estaba en Jocón, Yoro y casa tras casa tenían sus radios funcionando con baterías, sintonizados a la Voz Evangélica, (por esos años no todas las comunidades del interior tenían servicio de energía eléctrica).  Muchas iglesias fueron plantadas en las montañas por nuevos creyentes que tenían nada más que a HRVC como su pastor y maestro.”

Frente a las dificultades y las soluciones ejecutadas, solo podemos decir: ¡Qué colosal es el Poder de Dios en cada ser humano!

 

sistema radial.             

 

CAMBIO DE EDIFICIO

Con la creciente popularidad entre el pueblo cristiano se hace necesario ampliar la programación y mejorar cobertura, lo cual conlleva la contratación de más personal, se va haciendo necesario trasladar las oficinas administrativas, estudios de producción y transmisión a un lugar más accesible para los oyentes que, en razón del impacto que en sus vidas significa esta emisora, necesitan visitar los estudios para buscar intercesión de oración y  entregar sus generosas ofrendas.

Es durante la administración del hno. David que se compra el Edificio en Comayagüela y se procede a su remodelación con el fin de utilizarlo para estudios de producción y transmisión, oficinas administrativas y taller de mantenimiento. Se adquiere e instalan nuevas  consolas para el sistema de producción y cabinas. Asimismo se contrata el servicio de noticias por teletipo de Prensa Asociada, aspecto que permitió dar al auditorio el servicio oportuno de información noticiosa internacional.

(

ASISTENCIA TECNICA

Por mucho tiempo una de las grandes debilidades del sistema radial hondureño fue la asistencia técnica. Por la época en que se funda la emisora en el país no había suficientes profesionales en esa rama que dieran mantenimiento técnico electrónico a las radiodifusoras instaladas en todo el territorio hondureño y los pocos que había eran acaparados por el sector secular.

No obstante esta limitación, Dios siempre puso profesionales sólidamente formados dispuestos a cubrir estas necesidades.

Howard Erickson,  Tom Pruett, Pablo Bruhl del Depto. de Comunicaciones Eléctricas; David Solt, de la Misión Latinoamericana en San Salvador, Paul Hutton de la Misión Bautista de Honduras y hasta un oficial de la Fuerza Aérea de  EE. UU., reclutado por medio de un contacto  en Union Church en Tegucigalpa, fueron algunos de los expertos en electrónica que el Padre Celestial dispuso en cada momento para que solucionaran los problemas técnicos que surgían y, de esa manera, asegurar que la programación de HRVC no dejara de salir al aire e impactar el corazón de todos sus oyentes.

SUCEDIENDO AL FUNDADOR

A lo largo de la existencia de la Voz Evangélica de Honduras siempre estuvo y ha estado la cobertura milagrosa de nuestro Padre Celestial y su Hijo nuestro Señor Jesucristo.

Desde sus inicios, la administración general  de la Voz Evangélica fue responsabilidad de la Misión Bautista Conservadora de Honduras, delegación de la cual se constituía su Junta Directiva que, además de nombrar el Gerente General, asumía la tarea de supervisar el apego estricto a su misión evangelizadora y educacional.

Así, cuando llegó el momento que el hno. David Jones dejara la Gerencia de la emisora, ya había hermanos misioneros que no solo conocían la existencia de la radioemisora cristiana sino que habían colaborado en otros cargos dentro de la misma.

A la partida del hermano David, la Junta Directiva nombra, de manera interina, al Ron Young, a quien sustituyó Howard Erickson (uno de los hermanos que, como manifestamos al inicio de este relato, recibió la visión de HRVC), siendo sucedido en dichas funciones por el hermano Paul Huton.

Algunos detalles de esta sucesión nos la cuenta el hermano Paul Hutton de la siguiente manera:

“Cuando asumí la Gerencia, ya me había involucrado con la emisora de una manera bastante fuerte.  Mi esposa Janie y yo llegamos a Honduras en Octubre de 1966 para trabajar con el hno. David.  El trabajaba como Gerente y  yo asumí como ingeniero para dar mantenimiento a la emisora, responsabilidad que desempeñé hasta julio de 1967.  Antes el hno. Howard Erickson fue el ingeniero que trabajó con el hno. David para instalar la emisora.


En octubre del 1969 regresé a Honduras para trabajar en mantenimiento como Ingeniero Técnico junto al hno. Howard, quien por esa época era el Gerente. 

 

Cuando Howard Erickson se jubiló en 1974, la Misión me pidió aceptar la posición de Gerente.  Ante esa solicitud pensé que solo con la ayuda y dirección de Dios podía cumplir esa delicada responsabilidad.  Fue un privilegio al cual no quería fallar.  Yo no estaba asustado, pero supe que tenía que aprender mucho.  Por eso pedí a Felipe Aguilar que trabajara conmigo como Asistente. Felipe me ayudó en una forma maravillosa, igual que el resto del personal de la emisora que trabajaba con mucho amor.  

 

Durante mi tiempo como Gerente todavía atendía el mantenimiento, pero invité a Tom Pruett que viniera de Estados Unidos para ayudarme con ese trabajo.  El nos ayudó por un año, antes de regresar para terminar su carrera profesional.  Después de completar sus estudios regresó y trabajó en esa posición por unos 10 años. 

Entre el tiempo de David Jones y Howard Erickson, el Hermano Ron Youngs trabajó como Gerente temporal ya que, si bien como Misionero llegó a la emisora como Director de Programación, en razón que el hno. Howard no había llegado y el hno. David tenía que regresar a Estados Unidos, se vio obligado a tomar de manera temporal esa responsabilidad. 

Cuando yo asumí la Gerencia en 1974, casi de inmediato decidí poner en marcha el plan para entregar la emisora al control de las Iglesias Bautistas Conservadoras del país, es decir a manos hondureñas. Dos años después, transferí la Gerencia a Felipe. Me quedé otro año más para terminar de traspasar la dirección de la emisora a manos hondureños.

 

¡Debo decir que trabajar en la emisora esos años con los hermanos siempre fue un gozo!”

Como se puede apreciar, la Gerencia y cualquier posición que desempeñaron en la radio los hermanos Misioneros, siempre fue realizada con amorosa dedicación en razón que todos consideraron siempre que ocupar cualquier cargo era el privilegio otorgado por el Rey del Universo.

 

LOS GERENTES GENERALES

Es de suyo importante destacar que, a lo largo de los 50 años precedentes, HRVC ha tenido cuatro Gerentes Misioneros norteamericanos y tres hondureños, cuyos nombres y periodos son los siguientes:

David Jones:                      Fundador y quien fungió como Gerente General hasta el año 1967

Ron Young:                        De 1967 a 1969 (de manera temporal)

Howard Erickson:            De 1969 a 1974

Paul Hutton:                      De 1974 a 1976

Felipe Aguilar:                  De 1976 al 1985

Wolfran Sorto:                 De 1985 al 1986

Venancio Mejía:              De 1987 a la fecha actual

 

 

UN ANTICIPO DEL PLAN DE DIOS

 

Por esas situaciones que solo nuestro Padre Celestial es capaz de propiciar y/o adelantar, entre los años 1974-75, se instala el primer transmisor de FM Stereo experimental, construido en Honduras por el hermano Paul Hutton, esfuerzo que, aunque sus promotores, esto es: el hno. Paul, Tom Preutt y la Junta Directiva no se lo hayan propuesto, los convertía en precursores de lo que hoy, 35 años después, es, nada más y nada menos que: ¡Stereo Luz 103.7!

 

 

CREACION DE LA ASOCIACION CULTURAL RADIOFONICA

En el período de transición de la gestión Misionera Bautista a la administración hondureña surge la necesidad de crear un organismo similar al que hasta ese momento se encargaba de del manejo y dirección doctrinaria de la emisora.

Ante tal situación, el 16 de julio de 1980 se procede a constituir la Asociación Cultural Radiofónica, la cual a partir de tal fecha es la que, por intermedio de su Junta Directiva y el Gerente General que nombra, realiza todas las funciones administrativas y doctrinarias pertinentes.

LA ADMINISTRACION EN MANOS HONDUREÑAS

El hno. Felipe Aguilar llega a la radio como locutor operador casi al final del periodo en que todavía era Gerente General el hno. David, esto es en abril de 1965. Por este hecho puede decirse que formó parte del personal pionero.

Según lo expresan quienes se desempeñaron como Gerentes antes que él, desde su inicio mostró especial dedicación y compromiso con la obra misionera de la radio por lo que, cuando asume el hno. Hutton, 1974, por su antigüedad y, sobre todo, vastos conocimientos sobre el funcionamiento administrativo de la emisora, se le nombra Asistente de la Gerencia General, puesto en donde se reconoce su eficiencia y entrega.

Con el antecedente de sus desempeños y coincidiendo con el plan de traspasar el control de la emisora a manos hondureñas, en 1976 pasa a ocupar la Gerencia General.

Las siguientes son sus palabras al momento de posesionarse de tales responsabilidades: “Asumí el reto como una oportunidad para realizarme como siervo del Señor y para responder a las necesidades inmediatas del ministerio radial.”

Durante su desempeño al frente de la Gerencia, el hno. Felipe realiza, en sus propias palabras, las siguientes tareas: “Consolidar la economía, estimular a las iglesias locales a presentar sus programas en HRVC, sustituir equipos dañados, reducir la dependencia que la Radio tenía de las ofrendas que la Misión obtenía de las iglesias de los E.U.A, y atraer más programas del extranjero. Todo esto se logró con la bendición del Señor.”

Durante este período, si bien gracias al sistema de transmisión de Onda Corta HRVC se escuchaba muy bien en el territorio nacional y muchos países del orbe, se requería mejorar la transmisión de Onda Media, por lo que se adquiere e instala un nuevo transmisor de 10 Kilowatts de potencia que permite pasar, de tener presencia solo en Tegucigalpa y su periferia, a cubrir en forma eficiente la parte central del país.

 

 

 

UN GERENTE HONDUREÑO A QUIEN LOS OYENTES SUPONIAN ALEMAN

Al llegar a su fin la gestión del hno. Felipe Aguilar y no tener de manera inmediata la persona que le sustituyera, por mandato de los Estatutos es el Presidente de la Junta Directiva de HRVC quien debe asumir, de manera interina, el cargo de Gerente General.

Así es nombrado en dicha posición el hno. Wolfran Sorto Bonilla quien estuvo cubriendo ese interinato, ad honorem y por un poco más de tres años.

Si bien el hno. Wolfran es un sólido profesional de las telecomunicaciones, cuando le toca ocupar el cargo de Gerente abrigaba algunos temores para enfrentar esta delicada como exigente responsabilidad pero, como el mismo lo dice: Lo asumí como un desafío.

Su gestión se caracteriza porque realiza algunos cambios administrativos y operativos importantes, como ser: Nombrar un Director, contratar y hacer cambios de personal, ampliar la base de Pastores e Iglesias que brindaban su apoyo y ensanchar la base de ofrendantes permanentes.

Durante su mandato se recobra el transmisor de 10 mil watts, logrando restablecer la cobertura y una señal más firme en la zona central del país; se mejoró la Onda Corta para asegurar la señal local como internacional.

Buscando estructurar una cadena de transmisores locales en AM en las principales ciudades del país, instala el primer eslabón de esta cadena en la ciudad de San Pedro Sula y en la frecuencia 1310 AM. Sobre esto el hno. Wolfran nos dice: “Ahora me parece increíble. ¡¡¡Enlazábamos por medio de la Onda Corta!!!” 

Buscando apoyar a las iglesias con sus actividades, se comienza a proporcionar  el servicio de transmisión a control remoto desde diferentes puntos de la ciudad capital, entre otros: Estadio Nacional, Iglesia Vida Abundante, Gimnasio Nacional, etc.

Asimismo se pone al aire un esfuerzo de alfabetización por radio y se contrata personal para atender dicho programa, (Canal ABC), al tiempo que se implementan jornadas de capacitación para el personal de locutores, productores, apoyo y administrativo.

Frente a las dificultades de estacionamiento y proliferación de negocios de diferente tipo que impedian el acceso de los oyentes a la emisora en el área de Comayagüela, se plantea la necesidad de vender el edificio de ese lugar y trasladar la operación a un lugar con mejores condiciones.

Ha sido casi una norma general que los Gerentes, mas de alguna vez, se dirijan de viva voz a los oyentes de la emisora con el objeto que los hermanos de todo el país, al menos de manera audible, conozcan la persona que está a cargo de tan importante puesto.

El hno. Wolfran, que es hondureño, tiene una estatura promedio y quien durante su gestión más de alguna vez se dirigió al auditorio, nos cuenta la siguiente anécdota relacionada con estas intervenciones por medio de la radio: “Cuando salíamos a reuniones a poblaciones del interior del país, a menudo algunas de las personas que me reconocían al ser presentado me decían: ¡Yo creí que usted era alemán y de dos metros de estatura, pero…!

 

 

LA GERENCIA ACTUAL

 

Que los planes de Dios casi siempre son diferentes a los de los seres humanos queda demostrado con el siguiente acontecimiento.

En 1986, la Junta Directiva de la Asociación Cultural Radiofónica era presidida por el hno. Venancio Mejía cuando se conoció la inminente salida de la Gerencia General del hno. Wolfran Sorto quien tenía dificultades para seguir desempeñando el puesto.

Ante esta situación, y conociendo el testimonio personal y desempeños de quien hasta ese momento era el Presidente de la Junta Directiva, los demás dirigentes de manera unánime le propusieron por escrito al hno. Venancio que ocupara la delicada posición de Gerente.

Frente a esta oferta, el hno. Venancio nos cuenta cómo reaccionó  a esa solicitud: “…dicha carta me tomó por sorpresa, por las implicaciones que conllevaba tomar tan alta responsabilidad, pues no contaba con la experiencia debida.  Después de orar dos meses, en 1987  acepté el cargo que se constituyó en un desafío.

 

Durante los años precedentes Dios ha sido fiel en medio de situaciones difíciles. Dios nos ha respaldado y gracias al apoyo de la iglesia, pastores y al trabajo tesonero de la juntas directivas y el personal, hemos logrado convertir a HRVC en la Primera Cadena Radial Cristiana hondureña con señal satelital.”

No hay duda que Dios sabe escoger a sus obreros. Prueba de ello son los importantes logros que el actual Gerente ha logrado concretar durante su gestión la cual, luego de más de 20 años de desempeño, ha venido a ser la más extensa y fructífera en la historia de esta emisora y la etapa en que se logra consolidar la expansión nacional de manera ininterrumpida.

Lo anterior cobra mas importancia si partimos del hecho que el hermano Venancio, hasta antes de ocupar esta posición de Gerente General, nunca antes había estado relacionado con un medio de comunicación radial y, en consecuencia, tenía modestos conocimientos sobre muchos aspectos técnicos de este tipo de medios.

Hoy, sus conocimientos y experiencia son tan vastos que lo convierten en una autoridad en la materia y muchos radiodifusores cristianos en todo el país buscan su consejo oportuno.

A lo anterior y gracias a que nuestro Padre Celestial ha colocado en el corazón de los miles de oyentes diseminados en toda la geografía hondureña el aportar generosas ofrendas para apoyar a esta emisora, el plan de expansión y cobertura se ha ido cumpliendo de manera precisa para posibilitar que el Mensaje de Salvación y la Palabra de Dios llegue a todos los rincones del país.

 

 

STEREO LUZ 103.7

 

No obstante que en los años 70s los transmisores de Frecuencia Modulada se usaban de manera preferente para enlazar la señal de estudios con el transmisor de Amplitud Modulada, sin duda siguiendo instrucciones contenidas en el Plan de Dios, Paul Hutton y Tom Preutt se involucran en el proyecto de crear una emisora en FM stereo para evangelizar con música cristiana y pasajes bíblicos, en tanto HRVC seguiría cumpliendo el mismo propósito pero bajo el enfoque discipular.

Para ello, basado en un ensayo similar que en Guatemala se emprendió en Radio Cultural TGN, los hnos. Hutton y Preutt consiguen los diagramas, piden las partes a Estados Unidos, y construyen un transmisor FM stereo ajustado a la frecuencia 103.5, que previamente habían gestionado, y lo ponen en funcionamiento en dos bandas: una principal y una lateral (subportadora). En la principal se emite la programación de la nueva emisora y la banda lateral pasa a ser usada para enlazar la señal del Estudio con el transmisor AM de La Voz Evangélica.

Sin embargo, al no obtenerse la calidad de señal esperada, de manera particular con la subportadora, unos meses después se toma la decisión de dejarla funcionando únicamente como enlace y transmisión simultanea a la frecuencia y programación de HRVC.

Pero Dios, que siempre ve mas allá de lo que los seres humanos pueden concebir, tenía previsto que el plan de los hermanos misioneros Hutton y Preutt fructificara muchos años después en una exitosa emisora evangelizadora en FM.

                                                                                          

Es a finales de 1991 que el hno. Venancio Mejía Cartagena le plantea a la Junta Directiva de la Asociación Cultural Radiofónica la posibilidad de independizar el transmisor Stereo FM de la señal de HRVC y darle una mejor utilidad como una emisora diferente y con una programación reflexivo musical que, además de motivar, complemente la Visión y Misión de la Misionera del Aire.

Así, con la autorización de la Junta Directiva, a partir  en 1992 se produce la inauguración de la emisora Stereo Luz, esta vez en la frecuencia 103.7 FM, con una programación positiva y edificante, orientada a fortalecer la vida espiritual y moral de la juventud y la sociedad en general, para producir una significativa transformación integral.

Como lo que se crea siguiendo el Plan de Dios es perfecto,  en la actualidad está emisora, con un formato dinámico que incluye algunas charlas reflexivas, programas para jóvenes y un alto porcentaje de música de alabanza y adoración,  cumple con todas las expectativas que se invocaron para su creación y hoy ocupa el segundo lugar en el raiting de las radios más escuchadas en la zona Central del país,  según varias encuestas, entre ellas, la de más alta confiabilidad, esto es: la que cada año efectúa Agencias Publicitarias  Hondureñas Asociadas, APHA.

Con todo este antecedente y buscando impactar con esa programación a un mayor número de compatriotas, en la actualidad la emisora se orienta a un trascendental proceso de expansión para cubrir todo el territorio nacional con una red de repetidoras en Frecuencia Modulada.

De esa manera,  y como parte de ese propósito que sin duda es del beneplácito de Dios, recién en el presente año (2010) se puso en funcionamiento las primeras dos (2) repetidoras, una en el occidente del país y en la frecuencia 104.1 y otra en la zona sur, en la frecuencia 105.7,  las cuales están logrando captar de manera acelerada una alta sintonía en esos importantes sectores de Honduras.

 

RESUMEN DE LOS LOGROS DE LA GESTION DEL HNO. VENANCIO MEJIA

 

Para apreciar y, mejor aun, valorar en toda su dimensión la labor del hno. Venancio Mejía Cartagena al frente de la Gerencia General de HRVC, es necesario examinar de manera pormenorizada todo lo que se ha realizado durante su dilatada y fructífera gestión.

 

La siguiente es una relación detallada de los proyectos emprendidos y concretados a lo largo de los últimos 24 años:

 

  1. Instalación de la repetidora en la ciudad de La Ceiba, en la frecuencia 810 AM.

  1. Instalación de la repetidora en Santa Rosa de Copan, en la frecuencia 1390 AM.

  1. Adquisición del terreno para la construcción de las nuevas instalaciones para oficinas y estudios, en la Colonia Modelo, Comayagüela.

1991–92.             Construcción del nuevo edificio de oficinas y estudios de transmisión.

  1. Inauguración de Stereo Luz 103.7 e inauguración de nuevo edificio.

  1. Renovación de transmisores AM y Onda Corta a la vez que se inicia la transmisión de 24 horas.

1997                      Renovación del transmisor de San Pedro Sula.

Adquisición de generadores de energía (alternos) para los transmisores y estudios.

1998                                      Instalación de Repetidora en la ciudad de Siguatepeque, en la frecuencia 980 AM. (En el año 2008, este transmisor se trasladó al Valle de Comayagua para mejorar la cobertura en el departamento del mismo nombre)

2000                                      Instalación de la repetidora en la ciudad de Choluteca, en la frecuencia 1140 AM

Renovación del transmisor de la Ceiba

Instalación del sistema de enlace por señal satelital.

2001                                      Instalación de  la repetidora en el departamento de Olancho, en la frecuencia 1040 AM.

2002                      Instalación de la repetidora en Danlí, en la frecuencia 1040 AM.

2003                      Remodelación de los estudios de HRVC y Stereo Luz

Adquisición de nuevo terreno en San Pedro Sula y traslado de la repetidora.

2006 – 2007         Construcción de las instalaciones del sistema de transmisión FM de Stereo Luz, en cerro Canta Gallo, Tegucigalpa, colocándose un nuevo transmisor y antenas.

2007                      Se inaugura la nueva repetidora en el Valle del Bajo Aguan, en la frecuencia 740 AM.

2008                                      Se instala la repetidora en la ciudad de Santa Bárbara, en la frecuencia 1210 AM.

                               Se realiza la remodelación del edificio en donde en la actualidad funcionan los estudios y las oficinas administrativas.

2009                      Se instalan la repetidora en la ciudad de Puerto Cortes, en las frecuencias 1430 AM.

2010                      Se instala la repetidora de la ciudad puerto de Tela, en la frecuencia 840 AM.

Se instalan las dos (2) primeras repetidoras de Stereo Luz, una en el occidente del país y en la frecuencia 104.1 FM y otra en la zona sur, en la frecuencia 105.1 FM.

 

No obstante que, como queda demostrado por la referencia anterior, ha sido grande la tarea realizada queda todavía mucho por hacer, por lo que ya se formulan otras muchas otras tareas e importantes proyectos que progresivamente se irán dando a conocer.

 

 

LAS FRECUENCIAS EN LA ACTUALIDAD

Al inicio, hace 50 años, la que es hoy La Misionera del Aire, tenía una sola frecuencia y su cobertura apenas cubría la ciudad de Tegucigalpa, la capital del país. En la actualidad posee doce (12) frecuencias en AM, además de la Onda Corta que sigue dando servicio y cobertura nacional como internacional.

A lo anterior, hay que agregar a Stereo Luz que, ahora con tres frecuencias: 103.7 en Tegucigalpa, 104.1 en Occidente del país y 105.1 en la zona sur, está siguiendo el mismo patrón de crecimiento y expansión de HRVC.  Confiando en Dios y su provisión, se espera tener en algunos años el mismo nivel de cobertura que la emisora pionera.

A todo lo anterior hay que agregar que, en razón de las facilidades tecnológicas actuales, ambas estaciones de radio se pueden escuchar en cualquier parte del mundo mediante sus correspondientes Portales en la Web, esto es: www.hrvc.org  –  www.stereoluz.com, respectivamente.

Con el testimonio y la complacencia de ser el protagonista de este destacado trabajo, el Hno. Venancio Mejía afirma:

“Con mucha y gran satisfacción puedo afirmar que Dios ha provisto de los recursos financieros, no solo para el sostén operativo, sino para el avance que HRVC ha tenido en los últimos 20 años, como es: construir un edificio, instalar 12 repetidoras en las principales ciudades del país, fundar una emisora filial, Stereo Luz 103.7 FM, y otros equipamientos que ha hecho posible que el evangelio llegue a muchas partes e infinidad de personas.

50 años ha sido un periodo de arduo trabajo de muchos hermanos comprometidos pero ha valido la pena porque, aunque es muy difícil medir con exactitud el impacto que esto ha significado, con certeza podemos afirmar que hemos contribuido enormemente a cambiar innumerables vidas con la Palabra de Dios y, con ello, al crecimiento de la Iglesia Evangélica en el país.

LOS EMPEÑOS CONTINUAN

De la lectura anterior resaltan, entre muchos, dos aspectos que debemos reiterar: La fidelidad de Dios y el comprometido trabajo de los hermanos Misioneros y hondureños que ha dado como consecuencia una herramienta de evangelización y servicio de dimensiones extraordinarias.

No obstante este crecimiento y los asombrosos resultados obtenidos, la expansión y la eficiencia en la divulgación de la Palabra de Salvación no pueden detenerse porque los gobernadores de las tinieblas”, como fieras traicioneras, siempre están y estarán al acecho para engañar a cualquier ser humano que no esté protegido con el escudo del Evangelio de Cristo.

Frente a estas y otras consideraciones…

¿COMO VEN ALGUNOS DE LOS EX GERENTES Y EL GERENTE ACTUAL A LA EMISORA EN EL PRESENTE Y DE CARA A LOS PROXIMOS AÑOS?

DAVID JONES

“En mi opinión el ministerio de HRVC ha cosechado  un sinnúmero de triunfos, tanto en su servicio al pueblo evangélico de Honduras como en el público en general. 

 

Yo vislumbro nuevos horizontes y también desafíos para el ministerio.  Se requerirá un nuevo nivel de pensar, de imaginación artística, de conocimiento de la cultura y la sociedad, de atención a las necesidades de las iglesias y del pueblo de Dios en general, pero siempre con el compromiso firme y absoluto con los principios básicos y fundamentales de la Biblia, la Palabra de Dios y las bases doctrinales sacadas de ella.  Creo que HRVC está en posición de tomar la vanguardia en producir nuevos programas que alcancen el corazón del pueblo Hondureño y aún el del exterior.”

 

PAUL HUTTON

 

“Estoy sumamente bendecido al ver el desarrollo de la emisora y comprobar la fidelidad de los hermanos Venancio, Wolfran, la Junta Directiva y todo el personal de la emisora.  El crecimiento ha sido un milagro y provisión de Dios.  Damos gracias a Dios por la visión de los líderes y el apoyo del pueblo hondureño.

 

No obstante su increíble crecimiento, creo que la expansión de la emisora ahora debe ser en el ramo espiritual.  Porque si bien el medio es una poderosa herramienta, ahora se debe primar el esfuerzo en fortalecer y reiterar el mensaje de Salvación.

 

Por el prestigio e influencia logrados a lo largo de los 50 años de existencia, yo veo a la Voz Evangélica  liderando un movimiento misionero de dimensión extraordinaria que plante iglesias, no solo en Honduras, sino mejor aun, en Latinoamérica. Con el trabajo hasta ahora realizado, los campos están listos para la cosecha.”

 

WOLFRAN SORTO

 

“Es importante que la emisora se adecúe al avance tecnológico; mantenga la calidad de personal; un trabajo constante de ampliación de cobertura y, de en forma colateral,  hacer esfuerzos de posicionamiento dentro de la sociedad civil, gubernamental y evangélica, a nivel nacional e internacional.

 

Para las generaciones futuras el desafío es grande, pues se debe mantener la mística de crecimiento, pureza doctrinal en un mundo que cada día avanza más rápido y demanda más. Es importante entender que el Mensaje seguirá siendo el mismo, pero la forma de entregarlo cambia.”

 

VENANCIO MEJIA CARTAGENA

 

“Desde mi perspectiva personal, visualizo a la emisora en los próximos años como un medio que, como ahora, se situara en los primeros lugares de audiencia en todo el país y, en consecuencia, estará contribuyendo a la edificación del Cuerpo de Cristo, la iglesia y alcanzando a más personas con el Evangelio. 

Sin duda que para conseguir ese propósito será necesario cumplir con las siguientes tareas:

  1. Actualizar y mejorar la programación con el fin de satisfacer las innumerables necesidades morales y espirituales de los oyentes.
  2. Mantener como prioridad un programa de capacitación de productores y personal, en general, y
  3. Realizar un plan constante de inversión en tecnología para mantener una señal nítida y competitiva que satisfaga totalmente a todo nuestro auditorio.

 

No me cabe la menor duda que, con la ayuda que siempre nos ha proveído el Padre Celestial y nuestro Señor Jesucristo, este  propósito se cumplirá de manera puntual.”

 

 

LOS  7 GRANDES LOGROS DE HRVC

Si el número 7 representa el poder de Dios, Su perfección y Su autoridad, los frutos y trascendencia de HRVC deben estar profundamente vinculados con esa cifra.

Siguiendo tal idea, estimamos que siete son los grandes logros de este medio de comunicación cristiano al completar sus 50 años de existencia, los cuales pasamos a especificar:

  1. A lo largo de 50 años, sus emisiones han evangelizado y siguen evangelizando a infinidad de hermanos y hermanas, en los más apartados rincones de Honduras y el mundo.

  1. Bajo su guía e influencia se han creado innumerables Iglesias Evangélicas en todo el país.

  1. Por 50 años ha sido, sino el único, al menos uno de los más sólidos baluartes ético morales con que ha contado el pueblo de Honduras.

  1. A través de su activar muchas personas se han convertido en Líderes, Predicadores y Pastores en sinnúmero de ciudades a todo lo largo y ancho de nuestro país.

  1. Ministerios musicales, salmistas y cantantes en general han encontrado su plataforma de apoyo, no solo para darse a conocer, sino llegar y transformar a una cifra no determinada de personas y familias dentro y fuera de las fronteras patrias.

  1. Su esfuerzo tesonero y continuado la ha convertido en la Decana de las emisoras radiales cristianas, por lo que ha servido de ejemplo para que se instalen y hoy estén funcionando emisoras radiales de formato cristiano en casi todas las ciudades importantes de Honduras.

  1. La fortaleza del cristianismo evangélico no sería lo que es hoy, si a lo interno los hombres y mujeres que Dios designó para que aportaran su esfuerzo no hubieran cumplido con su compromiso de hacer de la Voz Evangélica lo que es ahora: La Misionera Espiritual y Moral de Honduras.

 

 

 

AGRADECIMIENTO ESPECIAL

El epílogo de esta historia, que aun se sigue escribiendo, debe ser la cálida y amorosa gratitud del numeroso pueblo evangélico de Honduras, en primer lugar, a Dios Padre por este primer instrumento de comunicación cristiana y sus continuos regalos, flujo de bendiciones que comienza con la enorme gratificación de su Hijo nuestro Señor Jesucristo quien, con su doloroso sacrificio, pagara nuestra redención.

A nuestros hermanos y esforzados Misioneros Bautistas Conservadores que, oyendo la Voz de Dios, se apegaron a Su Mandato de crear, dirigir y preservar este inédito instrumento Misionero de Predicación Nacional y Mundial.

A los hermanos Bautistas Conservadores de Estados Unidos que, interpretando los deseos de Lo Alto, con sus primeros aportes generosos sembraron en tierra fértil un árbol que por 50 años ha fructificado a mil por uno.

A los Pastores y demás líderes cristianos nacionales que, descifrando los deseos del Espíritu Divino y siguiendo el ejemplo de entrega de los hermanos Misioneros, en su momento aportaron y aportan su singular contribución para que la existencia de la Misionera del Aire siga cumpliendo su elevado cometido.

A las diferentes Iglesias y ministerios cristianos en todo el país que siempre han contribuido como congregaciones en apoyo a las diferentes actividades de esta emisora.

De manera especial, a todos y cada uno de los y las hermanas que a través de todos los años anteriores no han dejado de contribuir para su sostenimiento.

Con la precedencia de esta gratitud en sus diferentes facetas, elevamos ricas y cálidas oraciones a nuestro Padre Celestial para que siga colocando en lo más profundo de cada hermano y hermana cristiana el deseo de seguir aportando su generosa contribución periódica para mantener y fortalecer a HRVC, La Voz Evangélica de Honduras.

Todo lo pedimos en nombre de Nuestro Señor Jesucristo…

Amen, Amen y Amen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *